Nosotros

/sites/default/files/field/image/nosotros1.jpg

HISTORIA

Corría 1969, cuando José Alfredo Hanze, uniendo esfuerzos con Víctor León Navas, compañeros de aula de la Escuela Superior Politécnica del Litoral "ESPOL", y compañeros desde la escuela primaria en el colegio Salesiano Cristóbal Colón, iniciaron su trabajo en el área de la electricidad.

Todavía eran estudiantes del quinto año de Ingeniería Eléctrica de la ESPOL y como la carrera demandaba tiempo, después de asistir a clases, a veces hasta entrada la noche, ambos acudían a trabajar en las obras que conseguían, para nuevamente muy temprano asistir a la Universidad. Así transcurrieron los dos primeros años de trabajo en lo que posteriormente sería su profesión y su pasión.

En el área industrial, la fábrica de Clavos Ideal, ubicada en la ciudadela Atarazana, y luego Electrodomésticos Durex se convirtieron en los clientes que confiaron en estos dos jóvenes. Con el Arquitecto José Navas Lam y luego con la constructora Chalela, abrieron el camino para el trabajo en el área de la construcción, con esta última, la relación se mantuvo por cerca de 15 años.

Tan pronto egresaron de la ESPOL constituyeron la empresa con personería jurídica, iniciándose con gran sacrificio, su crecimiento, armando infraestructura, luego enrolando personal que en un principio eran sus ayudantes ya que las instalaciones las realizaban personalmente, manteniendo un estrecho contacto con los clientes, condición que los caracterizó siempre y que se mantiene hasta la actualidad.

Como los propios dueños realizaban los trabajos, enseñaban la forma de realizarlos a sus ayudantes, que iban aumentando según las necesidades. Así, con el pasar del tiempo se llegó a tener un gran capital humano que hoy en día conforman la empresa.

La siguiente etapa nace a partir de la formalización jurídica en el año 1972, constituyendo PROCOMA como Compañía Limitada. Con este estatus, la primera empresa atendida fue TECNOPLAT, planta productora de envases de plástico gerenciada por el Ing. Eduardo Dassum, quien confió en la nueva Procoma para la instalación de esta moderna planta.

En los últimos tiempos PROCOMA presta sus servicios a su hijo Andrés Dassum, dedicado a la industria del plástico en AGRICOMINSA, donde se ha realizado la instalación de maquinaria de la más alta tecnología.

A lo largo de medio siglo de existencia, PROCOMA ha ejecutado grandes obras de desarrollo local y nacional, habiendo instalado la parte eléctrica en sectores de la agroindustria, acuacultura, alimentos balanceados, plásticos, industria pesquera e industria gráfica; asimismo, clientes dedicados a la construcción han confiado la parte eléctrica a PROCOMA, en edificios como restaurantes, centros comerciales, oficinas, centros hospitalarios, consultorios médicos, bodegas, condominios, viviendas unifamiliares y ha sido responsable de la ejecución de la parte eléctrica en urbanizaciones modernas en la Vía a Samborondón, actividades profesionales que la hace copartícipe en el desarrollo urbanístico, construcción de viviendas y de zonas comerciales, comunales y clubes de ciudadelas.